Director

ENAMORADO DE UN GÉNERO Y UNA CINTA QUE DEFIENDE LA VERDAD

Para el director esta es una película que habla del sacrificio que como sociedad sufrimos en la lucha por buscar la justicia y la verdad, no importa cuán dura y dolorosa sea. Cano no esconde su fascinación por el género y dice que eso es lo que respira la historia de principio a fin. "Es un thriller en toda la regla, en cada escena y casi en cada línea del guion", asegura.

La historia le caía como anillo al dedo a Felipe que lleva tiempo trabajando en producciones de televisión donde sobresalen el género policíaco y de investigación. Intriga, información que se revela y se oculta, el crimen consumado o a punto de llevarse a cabo y toda una serie de personajes capaces de levantar sospecha son algunos de los ingredientes de este proyecto cinematográfico.

El joven director cuenta que conoció sobre La Semilla del Silencio durante una reunión de amigos en su casa, a la que asistieron el productor Camilo Molano y el productor y guionista Camilo de la Cruz.

"Estuvimos hablando de cine, de las historias que debían ser contadas, del trabajo con los actores en el set y del respeto y la emoción que podía generar hacer cine, e incluso nos escapamos a mi estudio a ver el material de cosas que había hecho hasta el momento".

Lo que lo sedujo de la historia fue el hilo conductor de la investigación porque toca un tema que desde su punto de vista todavía no está resuelto en la historia de Colombia y que él piensa que es una pregunta que todos en el interior se formulan. Además la construcción y desarrollo de los personajes en la historia hicieron que el trabajo en escena fuera un reto mayor para él.